17 febrero 2016

Encargado de Negocios en la mira Gobierno tensiona relación con EEUU al amenazar con expulsión

Las relaciones del gobierno de Evo Morales y Estados Unidos pueden llegar a congelarse totalmente ante anuncios del presidente Evo Morales y del ministro de la Presidencia, Ramón Quintana, de una posible expulsión del encargado de negocios, Peter Brennan, a quien le atribuyen haber organizado la campaña a favor del NO en el referéndum del domingo próximo y por un supuesto desprestigio del Jefe de Estado. En varias ocasiones Brennan negó participación alguna en temas electorales.

Primero fue el presidente Morales quien habló del tema relacionando la campaña del NO y las denuncias de tráfico de influencias con personeros de la embajada estadounidense. Ayer, corroboró esas intenciones el ministro Quintana, quien en conferencia de prensa sindicó a Brennan de propiciar una conspiración.

“Estamos en evaluación, el presidente Evo (Morales) lo ha dicho, en el programa No Mentiras, está en evaluación, el Presidente ha sido categórico, se remite a las pruebas, nosotros no andamos con especulaciones, evidencia de que hay injerencia norteamericana y el señor (Peter) Brennan se va”, dijo Quintana.

DOCUMENTOS

El titular del Ministerio de la Presidencia mostró documentos que revelan, según su versión, que Estados Unidos urdió el caso de la empresa china CAMC, acusada de beneficiarse con un supuesto tráfico de influencias, como resultado del fracaso de la estrategia de desprestigio y desestabilización que ejecutó el país del norte en Bolivia, mediante una serie de acciones durante los últimos diez años.

Quintana considera que utilizó un “agente encubierto” para este accionar, refiriéndose al periodista cruceño Carlos Valverde, quien reveló la semana pasada la relación de Evo Morales con Gabriela Zapata, representante de CAMC.

PERIODISTA VALVERDE

Desde su cuenta de Twitter, el periodista Valverde desestimó las declaraciones de Quintana y afirmó que es normal que el Gobierno se incomode con su persona, porque como periodista hizo las denuncias mostrando las pruebas.

“Para ser infidente debí ser confidente, en este caso: cómplice. No soy ni seré. Punto”, escribió en su cuenta. Posteriormente, en declaraciones a los medios señaló: “Quintana es un tipo oscuro, no es nadie (…) Me reuní con el embajador Goldberg pero no (estaba) solo. Estábamos ocho o nueve personas, había gente de otros medios”, afirmó.

Ayer en la tarde, el presidente Morales advirtió con expulsar del país a todas las personas que sean responsables de un intento de conspiración a su gobierno con esas acusaciones de tráfico de influencias. Aseguró que todo es un montaje que hizo el gobierno de Estados Unidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada