14 febrero 2016

Después de 2007 Mandatario dice que Zapata llamó pero que nunca le respondió

El presidente Evo Morales volvió a referirse al polémico tema de su expareja Gabriela Zapata y dijo que después que terminó su relación sentimental en 2007 por problemas que tuvieron, ella intentó comunicarse en varias oportunidades, pero que la autoridad no le respondió.

“Yo no sabía dónde trabajaba esta señora (Gabriela Zapata), tengo la obligación de aclarar. Tuve problemas el 2007, después que tuve los problemas me llamó yo ya nunca contestaba”, sostuvo el Mandatario. Al ser consultado por la periodista si la relación terminó mal, éste respondió: sí, en una entrevista a radio Panamericana.

Insistió que es sincero al decir que cuando se acercó Zapata al palco oficial en el carnaval de Oruro de 2015 al verla pensó “medio cara conocida”, porque la vio después de ocho años, justificó que pudo ser por el cambio en su cabellera y en el color, aunque tenía todo el derecho como mujer de hacer esos cambios.

La periodista insistió que entre la opinión pública se reprochó que se refiera a una expareja como “cara conocida” a lo que el Presidente contestó: “entiendo, pero yo no tengo por qué mentir, sorprende porque después de ocho años la vi”. Añadió que la conoció en 2005, porque era parte de las juventudes del MAS en Cochabamba. “Me dijeron que era universitaria, creo recién el 2006 recién tuvimos la relación. Yo sé que duele, pero no tengo por qué ocultar, tergiversar o deslindar responsabilidades”.

ANTECEDENTES

El 3 de febrero, el conductor de televisión Carlos Valverde denunció sobre un caso de presunto tráfico de influencias que involucraba al Presidente por la relación que tuvo con Zapata quien ahora es gerente comercial de CAMC una de las empresas que tiene al menos siete proyectos millonarios en contratos con el Estado boliviano.

Morales volvió a rechazar las acusaciones y dijo que es un tema “montado”, pero pidió esclarecer a la Contraloría General del Estado y a la Asamblea Legislativa Plurinacional la investigación de los contratos con la CAMC, porque si hubiera ejercido algún tipo de tráfico de influencias nunca se hubiera decidido la ejecución de las boletas de garantía.

Preciso que no sabía que Zapata trabajaba en la compañía china CAMC, tampoco que se había casado o divorciado, menos que no era profesional ya que cuando la conoció estaba en la universidad “no sé eso es un problema gravísimo”, dijo el Mandatario.

Por eso dijo “yo siento que es totalmente montado”, y que también le habían dicho “están usando su nombre” y que había pedido que investiguen.

En su criterio el objetivo de la oposición es desgastar, arruinar y ensuciar su imagen; aunque lamentó que sigan usando a sus hijos. “Lo peor no me gusta que usen a los hijos, siguen usando a mis hijos, no estoy hablando del finado. Duele, qué tan bajo y sucio (actúan)”, protestó. (ANF)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada