22 febrero 2016

#BoliviaDecide Referéndum empañado por diversas denuncias

Las autoridades electorales informaron que en general hubo normalidad en el referéndum de ayer, con excepción de la ciudad de Santa Cruz, donde, extrañamente, en la zona norte 15 recintos electorales carecían del material electoral para empezar la votación a las 08.00, como oficialmente dispuso el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Ante la reacción de protesta de los electores de esos recintos, la Corte Departamental Electoral proporcionó el material respectivo a 13 de ellos, por lo que la votación se inició a las 12.00, por decisión del TSE, el que para dirigir la realización del referéndum se instaló en la ciudad de Sucre.

En los otros dos recintos, 44 y 45, se resolvió que se postergue la votación hasta el 6 de marzo, debido a que no se proporcionó a sus mesas el material respectivo, lo que provocó que electores indignados procedieron a quemar papeletas, cartones y cuanto insumo tuvieron a mano para alimentar el fuego que provocaron.

La presidenta del TSE, Katia Uriona, en dos ocasiones durante la tarde y la noche, aseguró que en el resto del país las votaciones se efectuaron de manera normal y tranquila, a pesar de que informes periodísticos dieron cuenta de algunas incidencias que turbaron ese ambiente.

En Sucre se detectó que dos personas estaban intentando votar en dos recintos electorales. En Cochabamba se encontró a una delegada del oficialismo que tenía en su poder 50 papeletas de votos marcados con el SÍ. Por el alboroto que causó este comportamiento, un policía procedió retirarla de la sala de votación.

En otros lugares se presentaron otros hechos irregulares, pero que no alteraron la normalidad del desarrollo del referéndum.

Aproximadamente, unos 6 millones de bolivianos asistieron a los puntos de votación, en un proceso en el que el presidente Evo Morales afronta una dura prueba, con miras a las elecciones nacionales 2019.

La elección se extendió durante ocho horas ininterrumpidas y fue inaugurada a las 08.00 de ayer, por la presidenta del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Katia Uriona, en la ciudad de Sucre, Chuquisaca.

Desde las primeras horas de la mañana, la ciudadanía cruceña se volcó hacia los recintos electorales para emitir su voto, sin embargo, se encontraron con algunos contratiempos, como el ocurrido en la Unidad Educativa Carmen Ortiz, de la zona de Amaca, donde no llegaron las actas y, para evitar el mal uso de la boletas, se procedió a quemarlas en acto público.

La quema de papeletas se produjo en las unidades educativas Carmen Ortiz, Magisterio Sur y Villa Fátima. También se presentaron problemas en el barrio Sociedad de Ingenieros.

La jornada de ayer, las redes sociales fueron el principal medio para difundir las distintas denuncias ocurridas, principalmente en la ciudad de Santa Cruz, entre ellas la acusación a una notaria que habría sido encontrada marcando papeletas con el SÍ en el recinto electoral, esta tuvo que ser detenida por la Policía.

También se subieron denuncias de vecinos que habrían encontrado papeletas marcadas con el SÍ, por lo que habrían sido quemadas. Uno de los jurados tenía un portátil con la que controlaba la votación, el mismo que fue denunciado por la Policía, para luego cerrar la mesa.

Otras denuncias manifestaban que un hombre fue encontrado con una mochila llena de papeletas marcadas por el SÍ, la prensa habría llegado al instante para registrar los hechos.

Los votantes cruceños denunciaron mucha improvisación, desinformación e incumplimiento en la entrega del material electoral, lo que repercutió en el desarrollo del referéndum y generó muchas dudas e incertidumbre por esta situación.

Entretanto, en el resto del país el referéndum se llevó adelante con relativa normalidad y buena participación. En Tarija, Chuquisaca, Cochabamba, Beni, Potosí y Oruro, las autoridades electorales regionales calificaron de positivo la jornada electoral, por la masiva concurrencia y participación de la población.

Los únicos problemas que se pudieron advertir en estas regiones fueron el retraso en la apertura de algunas mesas de sufragio y, por otra parte, las demoras en la entrega de los certificados de impedimento solicitada por algunos ciudadanos.

En Pando, el clima lluvioso perjudicó el desarrollo de las elecciones, sin embargo, el mismo se llevó adelante con algunos contratiempos, a consecuencia de la lluvia. Se pudo observar una masiva participación de la población votante.

Según el reporte de radio Cobija, las intensas lluvias perjudicaron la votación en los recintos electorales habilitados, sobre todo en el área rural del departamento de Pando. Pese a ello, la jornada electoral se desarrolló con absoluta normalidad y los únicos reclamos se habrían producido por la demora en la habilitación de algunas mesas de votación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada