21 febrero 2016

#BoliviaDecide Referendo 2016 El Alto votó en paz bajo la mirada de policías y observadores

En medio del luto por la muerte de seis personas que cayeron en la toma violenta de la Alcaldía de El Alto y un duelo declarado por 30 días, los ciudadanos tuvieron que acudir a las urnas. Bajo un fuerte resguardo policial y la atenta mirada de los observadores, los electores ejercieron su derecho democrático al voto.

Las calles vacías y polvorientas de las primeras horas de la jornada electoral fueron recibiendo poco a poco a cientos de jóvenes que por primera vez emitirían su voto, a familias con mascotas dirigiéndose a los recintos electorales, a vendedores que aprovecharon la ocasión para ofrecer a los cautivos clientes desde bicicletas, ropa y sándwich de "cholas" hasta una amplia variedad gastronómica.

En el colegio Técnico Humanístico Santiago I, abarrotado de electores de la zona del mismo nombre, se encontraba un anciano de nombre Juan de Dios Mamani Quispe, con la paciencia de quien no tiene apuro en la vida. A dos pasos, su vecino y amigo hacía gestiones para que la mesa donde estaba registrado el hombre de 83 años pueda emitir su voto. Tras un operativo de traslado del ánfora a cargo de los jurados electorales, el hombre pudo emitir su sufragio.

Al igual que gran parte de sus vecinos, Juan de Dios aún no comprende qué sucedió ese 17 de febrero, cuando una marcha de padres de familia se convirtió en una manifestación vandálica que tomó oficinas de la Alcaldía, quemó el inmueble y robó documentos, dejando desvalidos a seis funcionarios que murieron intoxicados.

"Estoy escuchando radio siempre, todavía no se entiende qué ha pasado (…). No me gusta el peinado de la alcaldesa, Soledad Chapetón -tiene media cara tapada- pero se debe dar con los responsables", dice.

El elector Hugo Vásquez, registrado en la Unidad Educativa Andrés Bello de la Villa Bolívar "A" asegura que la gente de El Alto está aún dolida por lo que sucedió hace unos días y que cobró la vida de seis personas. Sin embargo dice que lo acontecido no fue casual, y por lo mismo los votantes saben por quién votar.

En la manifestación que derivó en la muerte de seis personas, se identificaron a excandidatos del MAS y exfuncionarios de la Alcaldía de la gestión del oficialista Edgar Patana.

La notaria electoral Maritza Quispe califica la jornada de "muy normal" y se siente contenta porque hasta el medio día más de la mitad de habilitados ya había sufragado. No obstante dice que hay una alta demanda de certificados de impedimento.

Para Jimmy Godo, es vergonzoso que El Alto haya vuelto a pasar por sucesos trágicos. "Es bueno hacer una marcha, es bueno hacer una huelga, pero no llegar a este extremo como cuando pasó con la guerra del Goni, no podemos seguir retrocediendo", señala.

Dos ancianas que prefieren no ser fotografiadas, Estela y Carmen, coinciden que a los partidos políticos no les interesa la gente, sino sus propios intereses. Se sienten acongojadas por la muerte de seis alteños y piden que se esclarezca el caso.

El comandante de Tránsito, coronel Julio Alborta, en su recorrido por los recintos se saca unos minutos para conversar con ANF y dice que se destinó todo el personal policial para el resguardo de El Alto, pero se siente aliviado de que no se haya registrado ningún incidente en esa ciudad durante la jornada electoral.

Así transcurrió la jornada electoral en El Alto, uno de los bastiones fuertes del partido oficialista MAS que concitó la atención no sólo de las instituciones del orden, sino también de los organismos internacionales de observación electoral que destinaron a su personal acreditado en el país para darle un seguimiento especial a la consulta ciudadana que definirá si el Presidente y Vicepresidente podrán presentarse a una nueva reelección en las elecciones de 2019 para el periodo 2020-2025.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada