23 febrero 2016

#BoliviaDecide OEA pide a TSE auditoría, equidad y accesibilidad

Auditoría profunda al padrón electoral, asimetría en el acceso a los medios de comunicación, disparidad en la organización del proceso electoral y lentitud en la publicación de resultados debido a las normas establecidas, son las observaciones que realizó la Misión de Observación Electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA) al trabajo del Tribunal Supremo Electoral (TSE) durante el Referendo Constitucional verificado el domingo.

El presidente de la Misión y expresidente de la República Dominicana, Leonel Fernández, en su informe preliminar destacó la alta participación del pueblo boliviano para definir una reforma constitucional que tiene relación con la “alternancia en el poder”, siendo éste un elemento algo propio de la democracia.

Fernández manifestó que los observadores recibieron de manera reiterada quejas sobre la actualización del padrón, que si bien el TSE logró mejoras en el sistema con el cruce de datos, entre otros, es recomendable que se realice una auditoría profunda al mismo, trabajo que no realizó el Órgano Electoral pese a sugerencias anteriores que hizo la OEA.

“La OEA ha sugerido el que se realice una auditoría al padrón, nosotros si podemos constatar que ha habido avances con respecto a la recomendaciones hechas inicialmente que tiene que ver con el patrón biométrico… reiteramos, el que se realice una auditoría al padrón, es una tarea pendiente que debe realizarse”, aseguró Fernández.

Dijo que este proceso despejaría toda duda sobre la realidad del sistema y que a la vez generaría confiabilidad para futuras contiendas electorales. Respecto al uso de los medios, la Misión de la OEA en su informe señala que “se observó una asimetría (desigualdad) en el acceso a los medios de comunicación” por lo que considera que es ‘importante que el Tribunal Supremo Electoral’ tenga el poder de establecer los tiempos de franja dedicada a la propaganda’.

Advirtió el tono agresivo de la campaña, en ambas direcciones, que como regla general aplicó la descalificación de los adversarios políticos dejando de lado lo más importante de un proceso: ‘el debate’.

Otro elemento cuestionado fue la calidad de la organización del proceso, toda vez que la forma en que está diseñado el sistema “genera diferencias en procesos que deberían ser homogéneos y estandarizados a nivel nacional”.





Procesos de cómputo y divulgación son lentos

De acuerdo con el informe de la misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), el proceso de cómputo, transmisión y divulgación de datos se realiza de manera lenta hecho que está relacionado con las normas establecidas.

Por lo tanto, “sugiere realizar cambios legislativos (leyes) y aplicar programas para que la autoridad pueda dar a conocer los resultados preliminares de elección con alto grado de exactitud”.

Respecto a que esta situación puede derivar en un fraude, Leonel Fernández dijo que ese término tiene un sentido jurídico muy preciso que tiene una intención maligna para producir un adulteración del resultado.

Concluido el proceso electoral, los miembros de la misión de la OEA retornarán a su lugar de funciones, sin embargo, el jefe del grupo de observadores informó que se ha definido que un pequeño grupo, de los 63, se quede en el país hasta que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) presente el cómputo final oficial.

Explicó que la decisión se tomó ante el pedido y la susceptibilidad que hay en los partidos opositores y por la desconfianza generalizada que hay sobre el papel idóneo del TSE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada