22 febrero 2016

#BoliviaDecide Más de 5.300 son las personas que volverán a las urnas

En Santa Cruz, el Tribunal Electoral Departamental (TED) confirmó que las 5.313 personas que no pudieron sufragar en los recintos electorales instalados en los colegios Carmen Ortiz de Peredo y 24 de Septiembre, donde hubo quema de material electoral, volverán a votar el 6 de marzo.

Así lo dio a conocer el presidente del cuestionado ente electoral, Eulogio Núñez, que por la mañana tuvo que pedir disculpas por los inconvenientes y al finalizar la tarde detalló que las personas afectadas corresponden a 24 mesas, de las 7.432 que abarca el departamento de Santa Cruz.

Con miras al 6 de marzo, Núñez dio cuenta de que se volverá a programar todas las actividades propias de un proceso electoral, es decir, sorteo, notificación y capacitación de jurados e impresión de material electoral.

De las irregularidades denunciadas en los recintos donde se quemó boletas y ánforas, Núñez señaló que serán los jueces electorales nombrados en cada circunscripción los encargados de investigar las fallas o delitos. Respecto a la demora en el proceso de instalación de mesas hasta después del mediodía en algunos recintos electorales, Núñez manifestó que fueron cuatro los espacios electorales donde hubo dificultades de este tipo, pero que la votación se regularizó antes de las 12:00 y que el proceso duró ocho horas como establece la norma electoral.

“Es un número mínimo y se puede considerar como un hecho aislado que no afecta al conjunto del funcionamiento de las mesas”, justificó Núñez.
“Pido perdón y creo que la logística hay que cambiarla para el futuro, estos inconvenientes se presentaron por primera vez”, señaló Gróver López, vocal del TED, que dijo que la lluvia caída en la noche y el desperfecto mecánico en un camión, fueron las causas para que el material no llegue a tiempo.

Conflictos en diversos sitios
La falta de material electoral y la aparente detección de papeletas marcadas con el Sí generaron la molestia de decenas de personas que llegaron hasta el colegio 24 de Septiembre. Esto derivó en la quema de ánforas que fue precedida por empujones y gritos de fraude.

Según el relato de algunos testigos, los funcionarios del Órgano Electoral se encontraban en un cuarto con las ánforas y cuando la gente los encontró los ánimos se caldearon, al punto que ni la Policía evitó que retiren las ánforas y las quemen, mientras que la notaria electoral tuvo que salir custodiada.

Mientras que en el Carmen Ortiz Peredo, la notaria Jeruzza Guzmán ordenó (por instrucción del TED) el cierre del proceso tras evidenciar que faltaban las actas de apertura y sobres.

Guzmán cuestionó el trabajo del encargado de repartir el material, ya que ellos habrían entregado la documentación incompleta y luego no respondieron a las llamadas telefónicas. Molestos por esta situación, un grupo de vecinos procedió a quemar sobres y boletas. En la unidad educativa Calama, en la circunscripción 50, pasó algo similar.

Otro lugar de conflictos fue el colegio Nueva Esperanza del barrio El Carmen (avenida 2 de Agosto), donde las mesas recién se abrieron a las 11:35 por falta de material electoral y hubo reclamos de fraude por aparentes irregularidades que finalmente fueron aclaradas.

En tanto, en 20 de las 23 mesas del colegio Monseñor Luis Rodríguez, en Villa Warnes, el TED no dejó los certificados. Por otro lado, en uno de los recintos que acoge más votantes en el Plan Tres Mil, el colegio Fe y Alegría América, ayer una larga fila de personas reclamaron que habían sido depuradas de las listas.

A las denuncias de fraude se suman las del colegio Ñuflo de Chávez, donde se habrían descubierto boletas marcadas con el Sí. Esos y otros reclamos tendrán que ser investigados y aclarados por el TED

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada