22 febrero 2016

#Boliviadecide El MAS guardó silencio en Sucre y la oposición festejó el rechazo


PARCIAL CHUQUSIACA

70% es el porcentaje que tenía el No hasta el cierre de esta edición, con 845 de 1.644 actas computadas, según el TSE. El Sí lograba un 29%.

Los oficialistas esperaban otra cosa. De hecho, querían ganar con el 70% de los votos. Por eso no salieron a festejar anoche. El Sí apenas logró un apoyo del 42% de los electores, según los resultados no oficiales, y el No un 58%. Los opositores, en cambio, hasta bailaron de alegría.

¿Qué pasó? Este diario intentó hacerle esa pregunta anoche al gobernador Esteban Urquizu (MAS), pero no fue posible. Prefirió guardar silencio. Sus principales colaboradores, lo mismo. Tampoco ningún alto dirigente del MAS reaccionó públicamente a los resultados preliminares.

Únicamente, el senador Milton Barón (MAS), que siguió los primeros resultados en el Tribunal Electoral Departamental (TED), se animó a decir algo sobre el asunto: "Nosotros nos manejamos con datos oficiales y no con datos preliminares", soltó, consultado sobre el conteo rápido.

Los opositores, en cambio, no se aguantaron las ganas. Acompañados de una banda de música, festejaron la "victoria" del No en Chuquisaca, en el frontis de la Casa de la Libertad.

La concurrencia, compuesta por gente de diversas organizaciones opositoras al MAS, fue recibida con aplausos por la gente que se encontraba en la plaza 25 de Mayo.

"¡Bolivia dijo 'No'!" ¡"Sucre dijo 'No'!", vitoreó el grupo de personas que recibió el respaldo de la gente que celebraba, por su cuenta, el rechazo a la modificación de la Constitución. Algunos, con banderas en mano; otros, con incesantes bocinazos vehiculares, habituales en los festejos futboleros.

El festejo lo comandaron los líderes de la Coordinadora Departamental de Defensa de la Constitución (CODELPADECO), organización creada por el ex candidato a la Gobernación de Chuquisaca, Damián Condori, hoy con detención preventiva en la cárcel San Pedro de La Paz por el caso del ex Fondo Indígena, incluidos los líderes de otras organizaciones, como el Comité de Defensa del Patrimonio Nacional Soberanía y Dignidad (CODEPANAL), que promovieron el No en la región.

"Esta es la lucha del pueblo chuquisaqueño y del pueblo boliviano. Frente a la Casa de la Libertad, desde Chuquisaca, vamos a proyectar una Bolivia para todos, una Chuquisaca para todos, a pedido del pueblo, porque este (resultado) es fruto del pueblo, la recuperación de la democracia y la libertad. Acá, en Chuquisaca, desde las organizaciones sociales, desde las organizaciones cívicas, decimos 'Bolivia le dice No a ese caudillismo del MAS'; decimos 'Bolivia somos todos'", proclamó uno de los líderes de la CODELPADECO, Rodolfo Payllo.

El dirigente, al igual que el ex ejecutivo de la Federación Única de Trabajadores de Pueblos Originarios de Chuquisaca (FUTPOCH), Norberto Velásquez, que fue expulsado de la organizacón sindical por desmarcarse del MAS y apoyar la candidatura de Condori, bailaron un par de cuecas en señal de alegría. La gente que se encontraba en la plaza también se unió al festejo, y hasta pidió un referéndum revocatorio para el Gobernador, que ganó las elecciones de marzo de 2015 en primera vuelta, gracias a las "faltas graves y gravísimas" que cometieron los ex vocales del TED, cuando debía ir al balotaje.

Urquizu, el 3 de agosto de 2015, en un acto público, pidió una victoria con al menos el 70% de los votos en el referéndum constitucional. El resultado de ayer, sin embargo, fue otro: apenas un 42% respaldó el Sí.

El 23 de octubre de 2015, el alcalde de Sucre, Iván Arciénega (MAS), todavía más entusiasta, pidió a la militancia una victoria con el 75% de los votos. Su deseo quedó aún más lejos de la cifra que se conoció ayer.

Ese mismo día, el presidente Evo Morales declaró que el referéndum iba a ser "pan comido". Al final, no fue así.

¿Por qué no logró su objetivo el MAS? Sucre tuvo buena parte de la culpa. Según resultados preliminares de diversas fuentes, incluidas las del oficialismo y la oposición, los sucrenses rechazaron de manera contundente la reelección del Presidente.

Todo lo contrario ocurrió en el área rural, donde el apoyo al Sí fue ampliamente mayoritario. Eso, una vez más, según datos preliminares,
En las elecciones de 2014, el Presidente obtuvo un 43% de apoyo en la Circunscripción 1 y un 52% en la Circunscripción 2. Es decir, en promedio, un 47% de apoyo en Sucre.

Ayer, según los datos de Ipsos, el apoyo al Sí apenas alcanzó al 27% en la Capital. El No sumó, en cambio, un contundente 72%. La asambleísta opositora Hilda Saavedra (CST) cree que el "fraude" que cometieron los ex vocales del TED en marzo de 2015, incluida la "corrupción que se destapó" en las altas esferas del MAS y del Gobierno, y el último incidente entre el Presidente y los empresarios privados pesaron en Sucre.

El analista político Franz Flores, por su parte, también cree que tuvo que ver que el MAS "no ha logrado superar la ruptura que hay en el movimiento campesino y, por ende, en el MAS", ruptura que "se vio en las elecciones para Gobernador".

Evo nunca había perdido en Chuquisaca –ganó en 2006, 2008, 2009 y 20014–. Esta vez, si se confirman los resultados, le tocó perder.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada