20 febrero 2016

Audio y Videos Braulio Rocha y su crimen final

Ahora que se halla tras las rejas, el teléfono celular de Braulio Rocha será una fuente primordial de pistas para establecer las movidas de este jefe mafioso durante la jornada del 17 de febrero. Por ejemplo, cuántas veces habló, y en qué momentos, con Henry Alcón Tambo, ex Secreteraio Financiero de la gestión de Edgar Patana, con Nelly Mamani, ex directora de Género en la misma gestión, y con Wilmer Sarzuri Apaza, ex candidato a Concejal por el MAS y miembro activo de la banda de Rocha. Todos ellos estuvieron a la cabeza del asalto al edificio municipal y el más visible fue Sarzuri Apaza.

El registro de llamadas en el celular de Rocha también podría establecer si el “representante gremial” mantuvo contacto con autoridades de Gobierno y dirigentes políticos que protegían las actividades delictivas del tipo en cuestión, las mismas que se hicieron de dominio público hace un año.

El domingo 26 de abril del 2015, Braulio Rocha llamó al celular de su contrincante en la disputa por el control de la Federación de Gremiales de El Alto, Henry Illanes, amenazándole de muerte con la intención de anular la candidatura de su rival. Illanes grabó la llamada del mafioso y lo que se escuchó era temible.

En el audio, Rocha le dice a Illanes que tenía un grupo de sicarios a su servicio, que “por mil lucas” (Bs 1.000) perseguirían a su rival averiguando su domicilio para “cazarlo” como ya había sucedido en dos casos anteriormente.

Se supo asimismo que otra rival de Braulio Rocha en el gremio, Petrona Choque, fue secuestrada y vejada por matones que pagó para obligarla a desistir de su candidatura.

Un día antes de la terrorífica llamada a Illanes, el diputado por el MAS Sergio Choque, que había ejercido el cargo de Secretario General de la Alcaldía de El Alto en la gestión de Patana, denunció a la red Erbol que Braulio Rocha recibía el 50% de los ingresos por patentes en los sitios municipales, ventas que además debían ser autorizadas por él en su condición de dirigente gremial. Esta prebenda fue obtenida por Rocha el año 2005, durante la gestión del alcalde José Luis Paredes, y refrendada mediante ordenanzas municipales en las gestiones subsiguientes. Cualquier intento por revertir ese indebido privilegio implicaba una violenta movilización de su federación en puertas de la Alcaldía o el Concejo Municipal.

Sergio Choque intentó cortar ese flujo de ingresos que Braulio Rocha se apropiaba extorsivamente de las arcas municipales, al margen otros privilegios impuesto a favor de sus familiares, y desde entonces comenzó a vivir “una “pesadilla”. Todo había comenzado cuando Choque autorizó el decomiso de mercadería en sitios no autorizados por la Alcaldía pero sí por Rocha. “Justo se hizo un operativo en la avenida Tiahuanaco, donde la familia de Rocha vende, entonces se decomisó ahí y en la tarde recibí una llamada de Rocha totalmente feroz”, recordó el ahora diputado por el MAS.

El diputado denunció que las personas amedrentadas por Rocha incluso se ven obligadas a dejar la ciudad de El Alto “por precautelar su seguridad y la de sus familiares”.

“Don Braulio Rocha es prácticamente el propietario de El Alto, es quien al final determina muchos aspectos (de la administración local), hablar de Braulio es hablar de poder, eso no podemos negar, por eso también muchos que se pusieron en su frente terminaron en el hospital y se han ido de El Alto”, advirtió Choque.

Tras las últimas elecciones municipales que dieron la Alcaldía a la opositora Soledad Chapetón, esta joven lideresa alteña decidió cortar las uñas de Braulio Rocha, rompiendo el “pacto” que el hábil delincuente había mantenido desde hace diez años reteniendo para sí el 50% de los ingresos por patentes y venta de sitios en los mercados de El Alto. Chapetón prescindió del “co-gobierno” con la federación gremialista de Rocha, designando a su personal sin consultar con el jefe mafioso, quien tenía incluso control sobre la designación de sub-alcaldes como parte de su “cuota de poder”.

Fue entonces que Braulio Rocha juró ser la “pesadilla” de Soledad Chapetón, exigiéndole el pago de $us 579.000 (más de medio millón de dólares) que la Alcaldía le “debía” a su federación por concepto del 50% de los ingresos municipales que la nueva Alcaldesa se negó a transferir a la “cuenta gremial” de Rocha.

“A la Chapetón como es Alcaldesa le vamos a pedir que desembolse con un proyecto que vaya a beneficiar a mi familia gremial”, advirtió Rocha, confesando que su “sueño” era construir con ese dinero un hospital para sus afiliados.

Cuando Chapetón dio a entender que ese medio millón de dólares exigido por Rocha no llegaría a sus manos, el viejo pandillero lanzó una amenaza frontal contra la Alcaldesa a través de un video puesto en la red YouTube, el 2 de abril del 2015, expresando esta frase agorera que se hizo cruel realidad el pasado 17 de febrero:

“Chapetón, voy a ser tu pesadilla por el resto de tu vida”.

Ya entonces, nadie tomó cartas en el asunto.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada