16 junio 2010

Oscar Montes / Alcalde Municipal de la ciudad de Tarija

“Lamentablemente vamos a reducir personal”

Desde hace tres semanas, el Gobierno Municipal tiene nuevas caras en las diferentes oficialías, direcciones, jefaturas y departamentos. Tal como lo anunció el Alcalde Municipal, se vino un “sacudón” en todas las reparticiones ediles. Esta situación sin duda causó más de una sorpresa y trae un aire de recambio en la institución. EL NACIONAL conversó con la autoridad para conocer detalles de sus nuevos cambios y desafíos.

EL NACIONAL (EN): ¿Con los nuevos cambios, qué fue lo que se aumentó en el Gobierno Municipal?

Oscar Montes (OM): En realidad lo que se aumentó es una Oficialía. Lastimosamente la ordenanza que sacó el anterior Concejo, no anulaba una de las existentes. Por lo tanto, nos obligó a reestructurar porque la Ley indica que las Alcaldías pueden tener sólo cinco Oficialías. Entonces fusionamos la Oficialía de Planificación con otra que existía de Fomento a la Producción. Ahora existe la Oficialía de Planificación Administrativa, la Oficialía Técnica, Oficialía de Desarrollo Humano, Oficialía de Cultura y Oficialía de Ordenamiento territorial.



EN: ¿Hay cambios entre la Oficialía de Desarrollo Humano y Cultura? ¿Por qué?

OM: La Oficialía de Desarrollo Humano se dedicará a tres áreas preferenciales, que son salud, educación y deportes. Lo que sale de esta Oficialía es lo relacionado con la cultura y el turismo, para conformar otra Oficialía de Cultura, que también toma en cuenta la parte productiva.

Es un cambio raro, sin embargo creemos que el futuro económico de la ciudad de Tarija tiene que ir en torno a la actividad del turismo, por lo tanto, todo lo que se haga en el sector productivo tiene que estar orientado para el propósito del turismo. Lo interesante es que el turismo en Tarija descansa en las actividades culturales, religiosas y costumbristas. Entonces el turismo y la cultura están ligados a la actividad económica, y por lo tanto hay una Oficialía que se encargue de estos temas.

EN.- ¿Cómo cambia la DDU con la nueva Oficialía de Ordenamiento Territorial?

OM: Esta nueva Oficialía tiene que ver con todo el proceso de planificación. Lo nuevo es que todo lo que hacía la Dirección de Desarrollo Urbano, sólo será una de las partes que compone la Oficialía en general. Existen otras funciones que resolverán los problemas que se presentan en la ciudad de manera individual. Asimismo, se da hincapié al proceso de participación participativa con los vecinos.

EN.- En el caso de las direcciones, jefaturas y departamentos. ¿Aumentaron las carteras?

OM.- En realidad son básicamente las mismas. Lo que ocurría es que había muchas direcciones y jefaturas acéfalas, por ejemplo, en la Oficialía de Fomento a la Producción había tres direcciones y ninguna estaba ocupada. Entonces en la actual estructura hay margen para seguir nombrando encargados en las direcciones y jefaturas.

EN.- Sin embargo, todo indica que se aumenta personal.

OM.- No, por el contrario se reducirá. Lamentablemente vamos a reducir personal. Por ejemplo, en el tema de capacitación tenemos como 80 capacitadoras, pero hoy no se tendrá ese número en la lista de planta. Lo que se tendrá es un listado de consultores en capacitación. En caso que alguien demande una capacitadora se contratará a una por un determinado tiempo.

EN.- ¿La Alcaldía está dentro de un Plan de Austeridad?

OM.- No, más que austeridad es adecuarse al nuevo techo presupuestario que tiene el Municipio. Muchas de estas actividades fueron financiadas por los recursos provenientes del IDH. Pero resulta que este dinero rebajó de 150 millones a 90 millones de bolivianos. Resulta que estuvimos funcionando con el mismo personal durante los últimos cinco meses como si la plata fuera la misma que el 2009. Eso nos obliga a ser drásticos y entrar a un periodo crítico hasta fin de año.

EN.- ¿Cuánto de porcentaje tiene la Alcaldía para gastar sus recursos en planilla de sueldos?

OM.- En gastos de funcionamiento la Alcaldía tiene autorización de un techo del 25% para fines de cálculo de tres fuentes, y gastos efectivos de dos fuentes, que son recursos propios y de coparticipación tributaria. En el caso de IDH, no se puede utilizar ningún centavo para gastos de funcionamiento, pero sí está previsto una serie de programas en los que se puede pagar ítems y contratar profesores de computación, deportes y capacitación, pero no pueden formar parte de la planilla. Por eso es que ahora se tendrá consultores y serán contratados cuando la Alcaldía los necesite.

EN.- En el cargo especial que tiene Roberto Ávila ¿Cómo se presenta dentro del organigrama?

OM.- De momento, Roberto Ávila ocupa el cargo de una dirección de supervisión, que existía siempre. Por lo tanto, él actualmente está con ese ítem, pero paralelamente se le dio otra responsabilidad para crear una unidad que se ocupe específicamente de los procesos de contratación tanto de bienes y servicios, porque fue un tema que nos generó mucha complicación en los últimos años, a raíz de una coma mal puesta o un título erróneo. Esto causó muchas controversias innecesarias que perjudicaron a la Alcaldía.

El rango del organigrama viene primero el alcalde, luego oficiales mayores, directores y jefe de personal y responsables de unidades. Es decir, que Roberto Ávila está dentro de la Oficialía Técnica, pero la idea es que se arme una nueva oficina con una responsabilidad importante con dos departamentos que son contrataciones y proyectos especiales.

EN.- ¿Qué espera de cada miembro de su personal de trabajo?

OM.- Esperamos que cumplan el plan de trabajo presentado. Hay muchos desafíos, porque se entra en una situación delicada por la disminución de recursos, y hay que trabajar en programas grandes. Por eso es que llevo conversaciones con los Ministros para coordinar reuniones, como por ejemplo la Ministra de Salud, Ministra de Planeamiento, Ministro de Hacienda, y el Ministro de Gobierno para resolver temas pendientes.

Asimismo me reuní con el representante de la CAF la anterior semana, y ahora viajaré a La Paz para sostener un nuevo encuentro. Allí se invitará a los personeros de la CAF y del Banco Mundial para que visiten Tarija el 4 de julio. Entonces se prepara un escenario para que Tarija pueda acceder a fuentes financieras y se concreten los proyectos grandes que la ciudad reclama.

“Resulta que estuvimos funcionando con el mismo personal durante los últimos cinco meses como si la plata fuera la misma que el 2009. Eso nos obliga a ser drásticos y entrar a un periodo crítico hasta fin de año”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada