26 marzo 2010

«Buscamos ganar en la primera vuelta». Rubén Costas Aguilera | Candidato a gobernador por Verdes

El Deber


- Era previsible que usted fuera el candidato más atacado durante la campaña, pero a los cuestionamientos se sumó su ex asesor y candidato Juan Carlos Urenda. ¿Cómo está manejando la situación?
- Era obvio que todos buscarían golpear la candidatura más fuerte; eso forma parte de las reglas y del juego político, por lo tanto hay que asumirlo y asimilarlo con estrategias propias. Nuestro propósito consiste en hacer una campaña limpia, sin atacar a nadie ni atentar contra casas de campaña de los adversarios políticos, como están haciendo los masistas. No recurrimos a la guerra sucia ni a la falta de ética. Eso nos da la posibilidad de estar con la conciencia tranquila y permitirá convocar la unidad.


- Algunos de sus ex aliados lo califican de traidor de la autonomía, a pesar de que usted fue uno de los abanderados del proceso, ¿qué piensa de esos cuestionamientos?
- Obviamente que duele pensar que hay personas con mucha saña y un cinismo inagotable para buscar hacer daño. Sin embargo, ya no le presto mucha atención porque fue parte de un ataque sistemático de algunos grupos que representan intereses internos (de Santa Cruz) contra los que ellos consideran una amenaza. Hasta el momento no se ha dicho cómo he traicionado al pueblo, porque saben que Rubén Costas tiene una trayectoria de más de 30 años de vida institucional, y últimamente política, en la que nunca ha tenido tacha y jamás rifaré mis mayores riquezas, que son la honestidad y mis principios. Le digo a las personas que inventaron toda esa campaña perversa que estoy aquí, como firme opositor al Gobierno y diciendo lo que tenga que decir. No he escuchado a otros candidatos pronunciarse contra este Gobierno en defensa de las libertades de los ciudadanos. El verdadero adversario de Santa Cruz y del país es el MAS, que tiene un proyecto totalitario.


- Usted mencionó que después de la elección convocará la unidad, ¿cree que eso es posible?
- Son muchos años los que llevo en la vida institucional y en todo ese tiempo he recibido ataques sistemáticos, pero mi manera de proceder es continuar con el rumbo que tengo claro y definido. Muchos de los que fueron mis adversarios vuelven a estar conmigo. No guardo rencores a nadie y tengo claro que mi misión consiste en la defensa de los intereses de mi pueblo y de mi patria.

Siempre busco superar cualquier tipo de sentimientos como la envidia, el egoísmo y el rencor. Ésa es mi fortaleza y nunca busco dañar a nadie, por lo tanto, cuando necesite convocar a todos para estar juntos, no habrá ningún tipo de animadversión contra las personas que democráticamente optaron por otra vía.


- ¿Qué piensa de la gente que estuvo a su lado en la lucha autonómica y que se fue al MAS?
- Esa gente nunca fue autonomista ni estuvo junto a mí, siempre fueron mercenarios y en algún momento esta situación se tenía que decantar. Está ocurriendo lo de siempre, los extremos se juntan. Esos radicales de derecha y los fundamentalistas de izquierda se están juntando. Lo que está claro y nítido es que para los izquierdistas soy un xenófobo, racista y separatista; pero para los otros soy el timorato y el que traicionó. Esto me da la pauta para pensar que estamos transitando por el camino adecuado; si algo me interesa es estar al lado de los ciudadanos que buscan el progreso y el bienestar de la gente. Hoy se observa claramente que tuvimos personas infiltradas en el movimiento autonomista, porque hubo mucha gente que aprovechó para desvirtuar el movimiento en función a sus intereses. Aquí hubo un proceso democrático y limpio, por tanto me parece justo que se conozca quiénes eran los infiltrados y quiénes se oponían a la causa autonómica.


- El Gobierno pretende hacer ver que el movimiento autonómico estuvo relacionado con la agrupación de Eduardo Rózsa. ¿Existe esa relación?


- Es parte del terrorismo de Estado que fomenta el Gobierno para desarticular la oposición política. Obviamente, como aparezco como cabeza de la oposición, buscan aniquilarme. También responde a la estrategia para conculcar los derechos de los ciudadanos, teniendo el control de los poderes Ejecutivo y Legislativo, además de nombrar a dedo a los miembros del Judicial. El día de mañana hará una ley de prensa para eliminar el derecho de los ciudadanos de expresarse libremente. Hoy (por ayer) estuve en Pailón y recordé que hace dos años dije que el Gobierno intentaría matarme, pero no con balas, sino civilmente. Eso han tratado de hacer de forma sistemática, intentaron desestabilizarme económicamente, han amedrentado a mi familia y buscan chantajearme, pero la gente no es tonta y se da cuenta de lo que está sucediendo. El informe que emitió Naciones Unidas refleja exactamente lo que señalé el 16 de abril del año pasado, el día del ajusticiamiento en el hotel Las Américas. En esa oportunidad afirmé que parecía raro que justo antes de una reunión de jefes de Estado ocurriera un hecho denunciado por el Presidente como magnicidio; en ese momento también solicité, a través de carta pública, una investigación imparcial y justa. También cuestioné que no se respetara la jurisdicción ni se cumplieran con los procedimientos judiciales y policiales que establece la ley.


- Al principio de la investigación por el caso Rózsa, usted fue mencionado como un supuesto blanco de los terroristas, pero después aparece como uno de los investigados por presunto vínculo. ¿Cuál es su lectura del caso?
- Quién lo puede interpretar, si desde el principio (de la investigación) ha habido una serie de contradicciones. Primero, el Gobierno dijo que el grupo pretendía hacer un atentado contra mi persona; es probable que haya existido un plan para eliminarme y atribuirle el hecho al grupo de Rózsa, pero eso nunca se sabrá porque mataron a los supuestos terroristas en lugar de apresarlos para que despejaran todas las dudas.


- Varios de los opositores al Gobierno enfrentan procesos judiciales y algunos tuvieron que salir del país, ¿teme una investigación en su contra que lo obligue a refugiarse en el extranjero?
- No, porque mi libertad de conciencia es la mayor fortaleza que tengo. Todo lo que he hecho es totalmente democrático y sustentado en el respeto al Estado de derecho. Estoy orgulloso de haber tenido todos los mandatos que me ha dado el pueblo, a través de cabildos y de elecciones. Siempre he dicho que estoy arraigado por mi pueblo y no puedo irme de aquí porque he comandado el proceso autonómico en los últimos 10 años, por lo tanto, salir de aquí sería traicionar a toda la gente que creyó en ese proceso. Mucha gente se ha ido porque no podía estar porque sabía que iban a atentar contra todos sus derechos, incluso contra sus vidas. Ellos tienen el derecho de hacerlo, pero yo no tengo ese derecho porque no puedo decepcionar a mi pueblo. ¿Por qué voy a huir si no he hecho nada malo? Además, estoy convencido de que esto ha sido un proceso revolucionario que está llegando a tener satisfacciones por los resultados. Nadie puede negar que el 4 de abril los bolivianos elegiremos a los primeros gobernadores y a los asambleístas departamentales por medio del voto popular, como lo exige el proceso autonómico.


- ¿Qué pasa si usted gana la elección, pero sin mayoría de aliados en la Asamblea Legislativa Departamental?
- No creo que eso suceda. Lo importante es que tengamos gobernabilidad en el departamento y contar con todas las fortalezas. Es por eso que convoco a todo el pueblo, porque si quiere defenderse de un Gobierno totalitario y abusivo, lo único que nos queda es obtener una victoria importante y contundente, con mayoría en la Asamblea Legislativa Departamental que nos defienda con leyes. Es importante ganar en la primera vuelta y contar con la mayoría. Eso es importante porque tendremos la fortaleza para hacer frente al centralismo. Se me paran los pelos cuando algún candidato dice que va a conciliar el estatuto; yo no creo en eso, creo que debemos exigir y pelear por los recursos, competencias y lo que pertenece a la región.


- El candidato del MAS, Jerjes Justiniano, asegura que él es el único capaz de hacer gestiones ante el Gobierno. De ser necesario, ¿se sentaría usted a conversar con Evo Morales?
- No tengo ningún problema en sentarme con el Gobierno ni con el señor Evo Morales. Es conocido que existen tres niveles de gobierno, el nacional, el departamental y el municipal; yo puedo decir que he tenido excelentes relaciones con los gobiernos locales por mi capacidad y decisión autónoma de desconcentrar el poder. La distribución de recursos a las provincias (denominada 50, 40,10) desconcentra todo el poder político, económico y de decisión a las provincias y a los 56 municipios. Eso me da la fortaleza de tener aliados, incluso masistas, en los gobiernos municipales porque así es la democracia. Eso no sucede con el Gobierno nacional, porque no son autonomistas, ellos son la antítesis porque buscan la concentración del poder en desmedro de los departamentos. Lo que democráticamente debe existir en cualquier país del mundo es que los tres niveles de Estado busquen acuerdos en favor de los ciudadanos, respetando las competencias de cada uno.

En estos momentos estamos en un periodo de crisis por la inseguridad ciudadana y la gente reclama atención. ¿Por qué no hacemos un trabajo conjunto entre el Gobierno, las gobernaciones y los municipios? El problema es usado políticamente por el Ejecutivo y de forma proselitista, cuando los tres niveles de Estado deberíamos trabajar para resolver el tema con responsabilidad.


- ¿Por qué el Gobierno y el MAS lo califican de confrontador?
- Por qué me dicen confrontador. ¿Acaso he matado a alguien? ¿He hecho prisionero a alguien? En todo caso, hemos sido las víctimas. Los aniquiladores y verdugos nos dicen confrontadores, ésa es la paradoja. Para ellos somos confrontadores, los reaccionarios o separatistas; pero los de aquí somos los traidores, los que hemos abandonado a la gente, es otra paradoja.
- El Gobierno pide a la gente que vote por los candidatos del MAS para que haya un trabajo más coordinado, ¿qué opina de esa petición?
- Eso es parte de la demagogia y del proselitismo barato, pero de ser serio es muy peligroso porque se habla de un Gobierno totalmente totalitario e iniciará una persecución contra los opositores. En qué parte del mundo un gobernante no trabaja con la oposición. ¿Cree usted que el presidente de EEUU, Barack Obama, sólo trabaja con los gobernadores demócratas? No, porque tienen que velar por todos los ciudadanos. En mi caso, trabajo con los 56 alcaldes de los municipios, independientemente si es masista o no. Ésa es la democracia.

Frases en caliente

El verdadero adversario de Santa Cruz y del país es el MAS, que tiene un proyecto totalitario

Hoy se observa claramente que tuvimos personas infiltradas en el movimiento autonomista

Estoy arraigado por mi pueblo; no puedo irme de aquí porque he comandado el proceso en los últimos 10 años

La gestión, según él

- Riadas. La Prefectura invirtió $us 150 millones en la construcción de defensivos para evitar las inundaciones de 150.000 hectáreas en diferentes localidades del departamento.

- Chaqueos. Fueron construidas estaciones de bomberos en provincias; además, hubo campañas preventivas para disminuir los incendios forestales en toda Santa Cruz.

- Salud. El Servicio Departamental de Salud trabajó en el tratamiento y la prevención del dengue y el modelo se expandió por Bolivia y Latinoamérica. Disminuyeron los casos de dengue.

- Educación. En todo el departamento hay más de 160.000 escolares que reciben el desayuno y el almuerzo escolar.

- Seguridad. La próxima semana se hará realidad el proyecto de instalar cámaras de seguridad en diferentes puntos de la ciudad y se estrenará el programa de Vigilancia Departamental Autonómica (Vida) en la Villa Primero de Mayo y en el Plan Tres Mil. Fue rehabilitada la Granja de Espejos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada